Tu lenguaje corporal dice MUCHO

¿Sabías que es posible predecir los resultados de negociaciones, llamadas de ventas y pitch de planes de negocios casi al 90% de precisión solo con estudiar el lenguaje corporal de las personas?

El lenguaje corporal es un componente de la comunicación que debemos tener muy en cuenta porque proporciona información sobre el carácter, emociones y reacciones de los individuos. El estado de ánimo se expresa a través del lenguaje corporal. 

Entonces, cabe preguntar, ¿por qué lo que decimos importa tan poco?

La respuesta es que el lenguaje es una invención relativamente nueva en términos de evolución humana. Antes solo nos comunicábamos mediante señales no verbales. Es por esto que estamos configurados para captar el lenguaje corporal antes que la comunicación verbal.

Con todo esto dicho, para el carisma tu lenguaje corporal importa mucho más que tus palabras. Esto quiere decir que no importa que tan buena comunicación verbal tengas. Si tu lenguaje corporal no es bueno, no lograrás demostrar carisma. Pero lo curioso es que es posible ser carismático sin decir una sola palabra. Solo debes ser capaz de proyectar presencia, poder y calidez. Pero antes, debes entender que el carisma empieza en la mente.

Nuestro lenguaje corporal expresa nuestro estado mental y nuestro estado emocional. Todo aquello que esté en nuestra cabeza se expresará a través de nuestro lenguaje corporal gracias a que no tenemos control consciente de estas expresiones. Aún si intentamos controlar una expresión en nuestro rostro o la forma cómo colocamos nuestros brazos, si nuestro estado interno es diferente a lo que queremos proyectar, nos delatarán las micro expresiones.

Las micro expresiones son expresiones faciales muy rápidas e involuntarias que se producen como manifestación de una emoción que estamos sintiendo, pero aun así quien nos observe las captará. Recuerda que las personas leen nuestras expresiones en menos de 17 milisegundos y si hay alguna incongruencia entre nuestras expresiones y lo que pensamos, definitivamente sentirán que algo no está bien.

Por ejemplo, está la clara diferencia entre una sonrisa social y una sonrisa verdadera. Ésta última involucra los músculos de las esquinas de la boca y los músculos de alrededor de los ojos, mientras que en una sonrisa social o falsa, solo se usan los músculos de la boca.

Las habilidades internas, las cuales ayudan a manejar nuestro estado interno, forman los cimientos sobre los cuales construirás tus habilidades carismáticas externas. Y es por eso que debe aprenderse primero en este orden.

Las personas con habilidades internas sólidas están conscientes de lo que ocurre exactamente en su interior y saben cómo manejarlo. Pueden percatarse cuando su confianza se ha reducido, pero saben cómo volver a su nivel de confianza inicial para así volver a un estado carismático. Es así que un carismático posee habilidades internas y externas sobresalientes.

La clave aquí es que tu mente no puede diferenciar la realidad de la ficción. Y lo que tu mente cree tu mente manifiesta. Y saber esto, es lo que te permitirá acceder al correcto estado mental casi de inmediato.

En el próximo artículo, continuaremos con la segunda parte del lenguaje corporal carismático y te ofreceré ejercicios prácticos que te ayudarán a colocarte en un estado mental carismático 😉

 

 

 

 

¡Comparte este artículo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *