¿Los polos opuestos se atraen?

Estoy seguro que alguna vez has escuchado la típica frase “los polos opuestos se atraen”. Puede que suene como una contradicción, sin embargo, la ciencia nos dice que esto no es cierto, por lo menos, no del todo.

Todos los estudios indican que las parejas se sienten atraídas hacia actitudes, valores, intereses y perspectivas de la vida similares. Y es que con todo el bombardeo diario de estímulos que recibimos hoy en día, cada uno de nosotros en algún momento nos preguntamos cómo deberíamos sentirnos acerca de algo, en que deberíamos creer o qué cosas tienen sentido.

Así que cuando finalmente encontramos a alguien que llega a la misma conclusión que nosotros acerca de cómo vemos el mundo, encontramos alivio. Nos sentimos cercanos a esta persona, algo que se traduce como: Somos tú y yo nena, solos en este mundo loco. Es así que construimos un lugar seguro donde cohabitamos junto con nuestra pareja, quien percibe la vida de la misma manera que nosotros, otorgándole un orden a ese mundo caótico.

Sin duda alguna, la similitud hace que las parejas se sientas seguras.

Pero es importante mencionar que no solamente por seguridad buscamos similitud con alguien. Si las personas quieren amor a largo plazo, esta es la elección más segura, pues los estudios demuestran que parejas similares tienen un mejor chance de quedarse juntas aun cuando las llamas de la pasión de un inicio hayan disminuido.

Sin embargo, a pesar de que la similitud sea segura, puede que mucha similitud se torne aburrida con el tiempo. Por ello, las personas también buscan diferencias, PERO solo cierto tipo de diferencias. Las parejas buscan cualidades que sean lo suficientemente diferentes como para mantener la relación interesante pero no tanto como para interferir con su estilo de vida. Buscan parejas que les enseñen nuevas experiencias, ideas, habilidades, mejoren su estilo de vida y compensen lo que les falta.

También buscan cualidades que los complementen, con esto me refiero a algo que los complete o los acerque a la perfección. Por ejemplo, una persona que es introvertida encontrará atractivo el lado extrovertido de su pareja, o alguien no muy listo compensará esta carencia con una pareja inteligente.

Podemos decir que las personas no buscan a una pareja diferente sino a alguien lo suficientemente diferente para encajar en su vida y que los acerque como pareja a la perfección.

Y es cierto, a veces escuchamos de parejas que se sienten atraídas hacia personas completamente distintas, y de hecho sucede; pero resulta que cuando éstas encuentran lo que creen que quieren, estas uniones usualmente no duran y raras veces terminan siendo un matrimonio feliz o de larga duración.

Cuando conocemos a alguien por primera vez, no poseemos la suficiente información como para determinar qué tan similares o diferentes somos respecto a esa persona, así que mi consejo es que debes iniciar con lo que percibes. Observa a tu potencial pareja atentamente y resalta sus similitudes primero, y si todo marcha bien, habrá tiempo para mencionar sus diferencias.

El punto es el siguiente: todos los estudios acerca de la atracción inicial en dos personas establecen que la atracción hacia un extraño está en función a la proporción de similitud que los sujetos perciben. Y la palabra percepción es clave aquí, ya que no puedes cambiar quién eres para ser similar a la otra persona. Pero con una serie de técnicas, podrás armarte adecuadamente para que la otra persona te perciba como alguien similar.

Aquí te dejo un video que te ayudará con esto:

 

 

 

¡Comparte este artículo!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *